Que es seo?

ejemplo de optimización para motores de búsqueda

La optimización de los motores de búsqueda (SEO) es el proceso de mejorar la calidad y la cantidad del tráfico de un sitio web o de una página web desde los motores de búsqueda[1]. El SEO se dirige al tráfico no pagado (conocido como resultados “naturales” u “orgánicos”) más que al tráfico directo o al tráfico pagado. El tráfico no pagado puede provenir de diferentes tipos de búsquedas, como la búsqueda de imágenes, la búsqueda de vídeos, la búsqueda académica,[2] la búsqueda de noticias y los motores de búsqueda verticales específicos del sector.
Como estrategia de marketing en Internet, el SEO tiene en cuenta el funcionamiento de los motores de búsqueda, los algoritmos programados por ordenador que dictan el comportamiento de los motores de búsqueda, lo que la gente busca, los términos de búsqueda reales o las palabras clave que se escriben en los motores de búsqueda y los motores de búsqueda preferidos por su público objetivo. El SEO se lleva a cabo porque un sitio web recibirá más visitantes de un motor de búsqueda cuando los sitios web se clasifican más alto en la página de resultados del motor de búsqueda (SERP). Estos visitantes pueden convertirse en clientes[3].
Los webmasters y los proveedores de contenidos empezaron a optimizar los sitios web para los motores de búsqueda a mediados de la década de 1990, cuando los primeros motores de búsqueda estaban catalogando la Web primitiva. Al principio, todos los webmasters sólo tenían que enviar la dirección de una página, o URL, a los distintos motores, que enviaban un rastreador web para que rastreara esa página, extrajera de ella los enlaces a otras páginas y devolviera la información encontrada en la página para que fuera indexada[4] El proceso implica que una araña del motor de búsqueda descargue una página y la almacene en el propio servidor del motor de búsqueda. Un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página, como las palabras que contiene, dónde están situadas y el peso de determinadas palabras, así como todos los enlaces que contiene la página. Toda esta información se coloca en un programador para su rastreo en una fecha posterior.

cómo hacer seo

SEO es un acrónimo de “search engine optimization” o “search engine optimizer”. Decidir contratar a un SEO es una gran decisión que puede mejorar potencialmente su sitio y ahorrar tiempo, pero también puede arriesgarse a dañar su sitio y su reputación. Asegúrese de investigar las ventajas potenciales así como el daño que un SEO irresponsable puede hacer a su sitio. Muchos SEO y otras agencias y consultores ofrecen servicios útiles para los propietarios de sitios web, entre otros:
Si está pensando en contratar a un SEO, cuanto antes mejor. Un buen momento para contratarlo es cuando esté pensando en rediseñar su sitio web o cuando esté planeando lanzar uno nuevo. De esta manera, usted y su SEO pueden asegurarse de que su sitio está diseñado para ser amigable con los motores de búsqueda desde el principio. Sin embargo, un buen SEO también puede ayudar a mejorar un sitio existente.
En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio (FTC) gestiona las quejas sobre prácticas comerciales engañosas o desleales. Para presentar una queja, visite: http://www.ftc.gov/ y haga clic en “File a Complaint Online”, llame al 1-877-FTC-HELP, o escriba a:

qué son las herramientas seo

La optimización de los motores de búsqueda (SEO) es el proceso de mejorar la calidad y la cantidad del tráfico de un sitio web o de una página web desde los motores de búsqueda[1] El SEO se dirige al tráfico no pagado (conocido como resultados “naturales” u “orgánicos”) en lugar de al tráfico directo o al tráfico pagado. El tráfico no pagado puede provenir de diferentes tipos de búsquedas, como la búsqueda de imágenes, la búsqueda de vídeos, la búsqueda académica,[2] la búsqueda de noticias y los motores de búsqueda verticales específicos del sector.
Como estrategia de marketing en Internet, el SEO tiene en cuenta el funcionamiento de los motores de búsqueda, los algoritmos programados por ordenador que dictan el comportamiento de los motores de búsqueda, lo que la gente busca, los términos de búsqueda reales o las palabras clave que se escriben en los motores de búsqueda y los motores de búsqueda preferidos por su público objetivo. El SEO se lleva a cabo porque un sitio web recibirá más visitantes de un motor de búsqueda cuando los sitios web se clasifican más alto en la página de resultados del motor de búsqueda (SERP). Estos visitantes pueden convertirse en clientes[3].
Los webmasters y los proveedores de contenidos empezaron a optimizar los sitios web para los motores de búsqueda a mediados de la década de 1990, cuando los primeros motores de búsqueda estaban catalogando la Web primitiva. Al principio, todos los webmasters sólo tenían que enviar la dirección de una página, o URL, a los distintos motores, que enviaban un rastreador web para que rastreara esa página, extrajera de ella los enlaces a otras páginas y devolviera la información encontrada en la página para que fuera indexada[4] El proceso implica que una araña del motor de búsqueda descargue una página y la almacene en el propio servidor del motor de búsqueda. Un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página, como las palabras que contiene, dónde están situadas y el peso de determinadas palabras, así como todos los enlaces que contiene la página. Toda esta información se coloca en un programador para su rastreo en una fecha posterior.

tipos de seo

La optimización de los motores de búsqueda (SEO) es el proceso de mejorar la calidad y la cantidad del tráfico de un sitio web o de una página web desde los motores de búsqueda[1]. El SEO se dirige al tráfico no pagado (conocido como resultados “naturales” u “orgánicos”) más que al tráfico directo o al tráfico pagado. El tráfico no pagado puede provenir de diferentes tipos de búsquedas, como la búsqueda de imágenes, la búsqueda de vídeos, la búsqueda académica,[2] la búsqueda de noticias y los motores de búsqueda verticales específicos del sector.
Como estrategia de marketing en Internet, el SEO tiene en cuenta el funcionamiento de los motores de búsqueda, los algoritmos programados por ordenador que dictan el comportamiento de los motores de búsqueda, lo que la gente busca, los términos de búsqueda reales o las palabras clave que se escriben en los motores de búsqueda y los motores de búsqueda preferidos por su público objetivo. El SEO se lleva a cabo porque un sitio web recibirá más visitantes de un motor de búsqueda cuando los sitios web se clasifican más alto en la página de resultados del motor de búsqueda (SERP). Estos visitantes pueden convertirse en clientes[3].
Los webmasters y los proveedores de contenidos empezaron a optimizar los sitios web para los motores de búsqueda a mediados de la década de 1990, cuando los primeros motores de búsqueda estaban catalogando la Web primitiva. Al principio, todos los webmasters sólo tenían que enviar la dirección de una página, o URL, a los distintos motores, que enviaban un rastreador web para que rastreara esa página, extrajera de ella los enlaces a otras páginas y devolviera la información encontrada en la página para que fuera indexada[4] El proceso implica que una araña del motor de búsqueda descargue una página y la almacene en el propio servidor del motor de búsqueda. Un segundo programa, conocido como indexador, extrae información sobre la página, como las palabras que contiene, dónde están situadas y el peso de determinadas palabras, así como todos los enlaces que contiene la página. Toda esta información se coloca en un programador para su rastreo en una fecha posterior.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad