Protocolo ftp definicion

Protocolo de transferencia de archivos ssh

Significa “Protocolo de Transferencia de Archivos”. FTP es un protocolo diseñado para transferir archivos a través de Internet. Se puede acceder a los archivos almacenados en un servidor FTP mediante un cliente FTP, como un navegador web, un programa de software FTP o una interfaz de línea de comandos.
Un servidor FTP puede ser configurado para permitir diferentes tipos de acceso. Por ejemplo, una configuración de “FTP anónimo” permite a cualquiera conectarse al servidor. Sin embargo, es posible que los usuarios anónimos sólo puedan ver ciertos directorios y no puedan subir archivos. Si se desactiva el acceso FTP anónimo, los usuarios deben iniciar sesión para poder ver y descargar archivos.
El protocolo FTP estándar no está encriptado, lo que significa que es vulnerable a los rastreadores de paquetes y otros tipos de ataques de espionaje. Por lo tanto, los protocolos FTPS y SFTP fueron desarrollados para proporcionar conexiones FTP seguras. FTPS (FTP con seguridad SSL) proporciona cifrado SSL para todas las comunicaciones FTP. SFTP (SSH File Transfer Protocol) es una versión segura de FTP que utiliza SSH para cifrar todas las transferencias de datos.

Sftp

El Protocolo de Transferencia de Archivos (FTP) es un protocolo de comunicación estándar utilizado para la transferencia de archivos informáticos desde un servidor a un cliente en una red informática. FTP se basa en una arquitectura de modelo cliente-servidor que utiliza conexiones de control y de datos separadas entre el cliente y el servidor[1] Los usuarios de FTP pueden autenticarse con un protocolo de inicio de sesión en texto claro, normalmente en forma de nombre de usuario y contraseña, pero pueden conectarse de forma anónima si el servidor está configurado para permitirlo. Para una transmisión segura que proteja el nombre de usuario y la contraseña, y cifre el contenido, el FTP suele estar protegido con SSL/TLS (FTPS) o sustituido por el protocolo de transferencia de archivos SSH (SFTP).
Las primeras aplicaciones cliente de FTP eran programas de línea de comandos desarrollados antes de que los sistemas operativos tuvieran interfaces gráficas de usuario, y todavía se incluyen en la mayoría de los sistemas operativos Windows, Unix y Linux.[2][3] Desde entonces se han desarrollado muchos clientes FTP y utilidades de automatización para ordenadores de sobremesa, servidores, dispositivos móviles y hardware, y el FTP se ha incorporado a aplicaciones de productividad, como los editores de HTML.

Cómo utilizar el ftp

a definición de Protocolo de Transferencia de Archivos (FTP) se refiere a un grupo de reglas que rigen la forma en que los ordenadores transfieren archivos entre sistemas a través de Internet. Las empresas utilizan el FTP para subir archivos a los ordenadores, y los sitios web utilizan el FTP para subir y bajar archivos de sus servidores.
El FTP funciona abriendo dos conexiones que unen los ordenadores que intentan comunicarse entre sí. Una de las conexiones está destinada a los comandos y respuestas que se envían entre los dos clientes, y el otro canal se encarga de la transferencia de datos. Durante una transmisión FTP, hay cuatro comandos utilizados por los ordenadores, servidores o servidores proxy que se están comunicando. Estos son “enviar”, “obtener”, “cambiar de directorio” y “transferir”.
Durante la transferencia de archivos, FTP utiliza tres modos diferentes: bloque, flujo y comprimido. El modo stream permite a FTP gestionar la información en una cadena de datos sin límites entre ellos. El modo bloque separa los datos en bloques, y en el modo comprimido, FTP utiliza un algoritmo llamado Lempel-Ziv para comprimir los datos.

Cliente ftp

El Protocolo de Transferencia de Archivos (FTP) es un protocolo de comunicación estándar utilizado para la transferencia de archivos informáticos desde un servidor a un cliente en una red informática. FTP se basa en una arquitectura de modelo cliente-servidor que utiliza conexiones de control y de datos separadas entre el cliente y el servidor[1] Los usuarios de FTP pueden autenticarse con un protocolo de inicio de sesión en texto claro, normalmente en forma de nombre de usuario y contraseña, pero pueden conectarse de forma anónima si el servidor está configurado para permitirlo. Para una transmisión segura que proteja el nombre de usuario y la contraseña, y cifre el contenido, el FTP suele estar protegido con SSL/TLS (FTPS) o sustituido por el Protocolo de Transferencia de Archivos SSH (SFTP).
Las primeras aplicaciones cliente de FTP eran programas de línea de comandos desarrollados antes de que los sistemas operativos tuvieran interfaces gráficas de usuario, y todavía se incluyen en la mayoría de los sistemas operativos Windows, Unix y Linux.[2][3] Desde entonces se han desarrollado muchos clientes FTP y utilidades de automatización para ordenadores de sobremesa, servidores, dispositivos móviles y hardware, y el FTP se ha incorporado a aplicaciones de productividad, como los editores de HTML.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad