Estrategias de posicionamiento de un producto

Tipos de estrategia de posicionamiento

El objetivo de toda empresa es asegurarse la máxima visibilidad tanto en el mercado como en la mente de sus clientes ideales. El desarrollo de una estrategia eficaz de posicionamiento del producto es uno de los métodos que pueden utilizarse para conseguirlo.
El posicionamiento del producto es un término de marketing que hace referencia al lugar que ocupa una marca (producto) en la mente de sus clientes objetivo y cómo se diferencia de los productos de sus competidores.
El posicionamiento del producto es la parte de la adaptación del producto al mercado que se dirige al cliente. Estudia la forma en que los clientes y el mercado ven su producto, que puede ser completamente diferente de la forma en que lo ve su equipo interno.
Las empresas se dividen en dos bandos con su posicionamiento de producto: accidental o intencionado. Ambos métodos pueden tener medidas de éxito, pero existe la misma posibilidad de que estén frenando su crecimiento.
Esto ocurre cuando las empresas entran en el mercado sin ninguna estrategia de posicionamiento del producto y sin pensar mucho en su ajuste producto-mercado o en las necesidades de los clientes dentro de ese mercado. Es raro que una empresa tenga éxito con este método.

Objetivos de posicionamiento

¿Qué le diferencia de la competencia? Empresas de éxito como Coca-Cola y Band-Aid tienen una cosa importante en común: una marca fuerte. De hecho, sus nombres de marca se han convertido en términos genéricos para todos los productos similares en su nicho. Si te cortas, ¿pides una venda o una tirita?
Las empresas B2B con marcas percibidas como fuertes generan un margen EBIT mayor que otras. Y por si fuera poco, el éxito de la marca aporta beneficios como el aumento de la fidelidad de los clientes, la mejora de la imagen y una identidad reconocible.
Sólo hay una forma segura de construir una marca fuerte: el posicionamiento de la marca. He aquí cómo posicionar con éxito una marca en su mercado en 2020. En este artículo, hablaremos de cómo posicionar con éxito una marca en su mercado cubriendo estos temas:
El posicionamiento de la marca es el proceso de posicionar su marca en la mente de sus clientes. Más que un eslogan o un logotipo elegante, el posicionamiento de la marca es la estrategia utilizada para diferenciar su negocio del resto.
Hace más de un siglo, una empresa de refrescos decidió ofrecer un producto inédito: la primera bebida de cola de la historia. Al hacerlo, se posicionó con éxito como el original. Ahora, Coca-Cola se beneficia de millones de ventas en todo el mundo y es un producto básico en los hogares; está posicionada en nuestras mentes como el estándar de oro de los refrescos.

Tipos de estrategias de posicionamiento de productos

El mapa perceptivo de los fabricantes de chocolateEl ejemplo muestra la relación calidad-precio y el análisis del posicionamiento de las marcas de chocolate más populares. Lindt es el chocolate de mayor calidad, y también es uno de los productos de mayor precio. Mars y Ferrero Rocher se sitúan en la mitad de la tabla debido a los atributos de calidad. Sin embargo, Mars se posiciona como una marca más asequible. Ferrero Rocher produce un chocolate más caro, pero su calidad es inferior a la de Lindt. KitKat, M&Ms y Cadbury ocupan el mismo nicho de mercado según los parámetros de precio y calidad.
El mapa perceptivo de los restaurantes de comida rápidaEl mapa perceptivo de los restaurantes de comida rápida analiza los productos según los criterios de singularidad y salubridad. Según el mapa, el restaurante de comida rápida más saludable es Five Guys. McDonald’s, Wendy’s, Burger King y DQ entran en la categoría de marcas menos saludables y ordinarias. La comida rápida

Posicionamiento en la empresa…

Las empresas llevan mucho tiempo utilizando los mapas de percepción para saber qué piensan los consumidores de sus marcas en relación con las de la competencia, para encontrar huecos en el mercado y para desarrollar posiciones de marca. Pero el valor comercial de estos mapas es limitado porque no vinculan la posición de una marca en el mercado con los indicadores de rendimiento comercial, como los precios y las ventas. Otras herramientas de marketing miden las marcas con criterios como la cuota de mercado, la tasa de crecimiento y la rentabilidad, pero no tienen en cuenta las percepciones de los consumidores.
En este artículo, Niraj Dawar y Charan K. Bagga, de la Ivey Business School, presentan un nuevo tipo de mapa que relaciona la posición de una marca con la de sus competidores en función de su “centralidad” percibida (lo representativa que es de la empresa) y su “distintividad” (lo mucho que se distingue de otras marcas) con su rendimiento empresarial según una métrica determinada.
Las empresas llevan mucho tiempo utilizando los mapas de percepción para entender la opinión de los consumidores sobre sus marcas en relación con las de la competencia y para desarrollar posiciones de marca. Pero su valor comercial es limitado porque no vinculan la posición de una marca con las métricas de rendimiento del mercado. Otras herramientas de marketing miden las marcas con criterios como la cuota de mercado, la tasa de crecimiento y la rentabilidad, pero no tienen en cuenta las percepciones de los consumidores.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad