Concepto de hosting

Cuántos tipos de alojamiento web

Comprar un espacio en un servidor o alquilar un servidor completo a un proveedor de servicios de Internet (ISP) es la opción más utilizada. Esta sección le guía para elegir un tipo de alojamiento y le hace conocer otros conceptos relacionados.
Sí, es cierto que hay muchos proveedores de servicios que te darán espacio gratuito en su servidor web con la condición de que les permitas poner su publicidad en tus páginas web. Así que si estás de acuerdo con esta opción, entonces no tienes nada que pagar por un espacio. Hay algunos sitios web como geocities.com, lycos.com, myspace.com, etc. que te dan espacio para crear tus páginas web.
Con el alojamiento compartido, tu sitio web se aloja en un potente servidor junto con otros sitios web. En un alojamiento compartido, usted tendrá su propio ID de usuario y contraseña para iniciar sesión en el alojamiento compartido y se le permitirá trabajar en su área de trabajo. No podrá tocar ningún archivo o directorio que pertenezca a otro socio anfitrión. Incluso no sabrá cuántos sitios están alojados en su alojamiento compartido. Este tipo de alojamiento es muy rentable y bueno para sitios web pequeños donde el espacio y la velocidad no son muy importantes. Aquí el tráfico en un sitio afectará la velocidad de todos los otros sitios alojados.

Tipos de alojamiento web

Un servicio de alojamiento web (a menudo abreviado como alojamiento web) es un tipo de servicio de alojamiento de Internet que permite a particulares y organizaciones hacer que su sitio web sea accesible a través de la World Wide Web. Los proveedores de alojamiento web son empresas que proporcionan espacio en un servidor propio o alquilado para su uso por parte de los clientes, además de proporcionar conectividad a Internet, normalmente en un centro de datos. Los anfitriones web también pueden proporcionar espacio en un centro de datos y conectividad a Internet para otros servidores ubicados en su centro de datos, lo que se denomina colocation, también conocido como housing en América Latina o Francia.
Hasta 1991, el uso de Internet estaba restringido a “… la investigación y la educación en ciencias e ingeniería…”[1][2] y se utilizaba para el tráfico de correo electrónico, telnet, FTP y USENET, pero sólo un número ínfimo de páginas web. Los protocolos de la World Wide Web acababan de escribirse[3] y hasta finales de 1993 no se dispondría de un navegador gráfico para ordenadores Mac o Windows[4]. Incluso después de que se produjera una cierta apertura del acceso a Internet, la situación fue confusa[aclaración necesaria] hasta 1995[5].

Fundamentos del alojamiento web

Un servicio de alojamiento web (a menudo abreviado como alojamiento web) es un tipo de servicio de alojamiento de Internet que permite a particulares y organizaciones hacer que su sitio web sea accesible a través de la World Wide Web. Los proveedores de alojamiento web son empresas que proporcionan espacio en un servidor propio o alquilado para su uso por parte de los clientes, además de proporcionar conectividad a Internet, normalmente en un centro de datos. Los anfitriones web también pueden proporcionar espacio en un centro de datos y conectividad a Internet para otros servidores ubicados en su centro de datos, lo que se denomina colocation, también conocido como housing en América Latina o Francia.
Hasta 1991, el uso de Internet estaba restringido a “… la investigación y la educación en ciencias e ingeniería…”[1][2] y se utilizaba para el tráfico de correo electrónico, telnet, FTP y USENET, pero sólo un número ínfimo de páginas web. Los protocolos de la World Wide Web acababan de escribirse[3] y hasta finales de 1993 no hubo un navegador gráfico para ordenadores Mac o Windows[4].

Comentarios

Un servicio de alojamiento web (a menudo abreviado como alojamiento web) es un tipo de servicio de alojamiento de Internet que permite a los individuos y organizaciones hacer su sitio web accesible a través de la World Wide Web. Los proveedores de alojamiento web son empresas que proporcionan espacio en un servidor propio o alquilado para su uso por parte de los clientes, además de proporcionar conectividad a Internet, normalmente en un centro de datos. Los anfitriones web también pueden proporcionar espacio en un centro de datos y conectividad a Internet para otros servidores ubicados en su centro de datos, lo que se denomina colocation, también conocido como housing en América Latina o Francia.
Hasta 1991, el uso de Internet estaba restringido a “… la investigación y la educación en ciencias e ingeniería…”[1][2] y se utilizaba para el tráfico de correo electrónico, telnet, FTP y USENET, pero sólo un número ínfimo de páginas web. Los protocolos de la World Wide Web acababan de escribirse[3] y hasta finales de 1993 no se dispondría de un navegador gráfico para ordenadores Mac o Windows[4]. Incluso después de que se produjera una cierta apertura del acceso a Internet, la situación fue confusa[aclaración necesaria] hasta 1995[5].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad